Páginas

domingo, 1 de febrero de 2009

EL AMOR DE LOS HIJOS DEL AGUILA




El amor de los hijos del Águila


En la punta de la flecha ya está, invisible, el corazón del pájaro.En la hoja del remo ya está, invisible, el agua.En torno del hocico del venado ya tiemblan, invisibles, las ondas del estanque.En mis labios ya están, invisibles, tus labios.


Teléfono


A medianoche, en Nueva York,ella, emergiendo de los mares del sueño,escucha esa palabra cargada de agua azulcomo otro sueño: Adriático,y sobre un ajedrez de hierro y lunaacaso ve las naves.


En las mesetas del Vaupés


Qué son las canoas sino los árboles cansados de estar quietos.Qué son los postes de colores sino los árboles hundiendo sus raíces en el cielo.Qué son los puentes colgantes sino los árboles jugando con el vértigo.Qué son las alegres fogatas sino los árboles contando su último secreto.Follajes de las ondas que van quedando atrás con el golpe del remo.Follaje de sonidos que en torno de los postes enardece al guerrero.Follaje de invisibles caminos que comienzan en el confín del puente.Follaje de humaredas que ascienden en desorden entre las titilantes orquídeas.Con granadillo hice el bastón para espantar a los malos espíritus.Con la madera del caobo hice las cuentas de un collar para tu pecho oscuro.Con fruto seco de tekiba hice la copa en la que ofreciste


El geólogo


Aquí hubo un mar hace un millón de años.El hombre no lo sabe, mas la piedra se acuerda.Pártela: hay un cangrejo en sus entrañas,Todo de piedra ya, forma magníficaQue se negó a ser polvo.Ante el peñasco y el guijarro, piensaque acaso fueron seres dolorosos,sangre y pulmones palpitantes.Entre la ciega rocay el trémolo extasiado de la salamandratan solo hay tiempo.



William Ospina, (Padua, Tolima, 1954). Poeta, ensayista y traductor, es uno de los invitados a la tercera versión del Carnaval de las Artes. Su último libro, titulado El país de la canela, fue publicado en 2008 por Editorial Norma.

No hay comentarios: