Páginas

sábado, 22 de enero de 2011

POEMA DE OSCAR ROBLEDO HOYOS



EL SEÑOR DE LAS MOSCAS
HA MUERTO EN DESCAMPADO,
Oscar Robledo Hoyos.   *

“Cuando en su potrero se dedica a mirar silenciosamente el horizonte
la vaca es una poesía que come pasto y piensa.
Así deberían ser todas las poesías que se escriban”.
Fernando Garavito. Las Vacas.

 ****


No me queda de Fernando sino el estrellazo,
El bomper fundido entre la niebla de sus sueños,
La vaca parda que viene lenta
A olisquearlo aun caliente
Con sus labios verdes,
..Vago horizonte en descampado.

Arrima la  ubre ubérrima,
Sobre los vidrios rotos de sus gafas perennes,
Baja hasta sus labios la leche,
Que no quiere ahora beber,
Fresca, cuando tanto predicaba el elixir
De la vaca como antídoto contra el tedio
..Y las estrellas titilando fuera de las manadas
Más allá de las cercas, inciertas.

Este golpe certero contra su corazón y
Los sueños postreros
Este dolor adonde se fue a pastar de manera muy cierta
Su calva y lapicero,
..Me inquieta,
Hecho esta vez otra vaca de su alquería,
Rumiando las mieles de sus sueños
En potrero lejano a los de La Ceja y la sabana bogotana,
Lejos del maloliente sudor de la motosierra
Y los serruchos del próximo desgobierno.

Sin ser Dalí o tal vez Picasso
La vaca pinta el horizonte con su cola
Y espanta del caballete,
En el silencio sacro,
Silenciosa y amable,
Las moscas del que fuera su Señor.


*.                            Sociólogo.

Manizales, enero 02 de 2011