Páginas

viernes, 6 de julio de 2007

POEMAS DE BLAISE CENDRARS



Traducción de la profesora de literatura y poeta cubana Damaris Calderón

La Coruña

Un faro enternece como una madonna gigantesca
Desde el exterior esta es una bonita pequeña ciudad española
En tierra esto es un montón de estiércol
Dos tres rascacielos allí se hacen lugar.
Villa Garcia

Tres cruceros rápidos un navío hospital
La bandera inglesa
Señales ópticas luminosas
dos carabineros duermen sobre los sillones del puente
Finalmente nosotros partimos
en los dulces vientos
Azules

El mar es como un cielo azul azul azul
Encima el cielo es como el Lago Léman
Azul-tierno

En ruta por Dakar

El aire es frío
El mar es de acero
El cielo es frío
Mi cuerpo es de acero
Adiós Europa que yo abandoné la primera vez
después de 1914
nada me interesa más a bordo
nada más como tampoco los emigrantes de la cubierta
judíos rusos vascos españoles portugueses y
saltimbanquis alemanes que añoran París
Yo quiero olvidar todo no hablar más el tono de las lenguas y acostarme
Con negros y negras con indios indias animales plantas
Y tomar un baño y vivir en el agua
Y tomar el sol y vivir en compañía de un enorme banano
Y amar el grueso brote de esta planta
Me segmento a mí mismo
Y volver duro como una piedra
Caer de bruces
Hundirme a fondo
A la vista del cabo blanco

La atmósfera es caliente sin exceso
La luz del sol filtra a través un aire húmedo y nublado
La temperatura uniforme es más bien elevada
Este es el período que atraviesa sin duda actualmente
el planeta Venus
Estas son las mejores condiciones para holgazanear
Dakar

Finalmente nosotros bordeamos y nos dirigimos alrededor de Dos
Tetas que emergen desde esta mañana y
sobresalen en el horizonte.
Nosotros las rodeamos y entramos en el puerto de Dakar.
Cuando uno se devuelve
se ve un dique rojo un cielo azul una playa blanca
deslumbrante
A la vista de la isla de Fuerteventura

Todo es aun más grande desde ayer
El agua el cielo la pureza de la atmósfera
Las islas Canarias tienen el aspecto de las orillas del Lago de Como
Un reguero de nubes como glaciares
Comienza a hacer calor
Los carroñeros

El pueblo negro es menos horrible menos sucio que la
zona de Saint-Ouen
Los carroñeros que lo sobrevuelan se lanzan a veces y lo
limpian.
Huevos

La costa de Brasil es semejante a islotes redondos desnudos en el medio de
los cuales navegamos desde hace dos días
Se diría unos huevos abigarrados que un gigantesco pájaro ha dejado caer
O excrementos volcánicos
O mierda de buitres
Paisaje

La tierra es roja
El cielo es azul
La vegetación es de un verde oscuro
Este paisaje es cruel duro triste a pesar de la variedad
de formas vegetales
A pesar de la gracia inclinada de palmeras y los ramos
brillantes de grandes árboles en flores flores de cuaresma
El Ecuador

El océano es de un azul oscuro el cielo azul es pálido en su aspecto
El mar se inflama por todas partes alrededor del horizonte
Se diría que el Atlántico va a desbordar el cielo
Alrededor del trasatlántico esto es un depósito de cielo de ultramar puro
Noches Estrelladas

Yo paso la mayor parte de la noche sobre el puente
Las estrellas cercanas de nuestras latitudes se inclinan inclinan
sobre el cielo
La Estrella Polar desciende cada vez más sobre el horizonte norte
Orión- mi constelación- está en el cenit
La Vía Láctea como una hendidura luminosa se ensancha
cada noche
La Osa es una pequeña bruma
El sur es cada vez más oscuro ante nosotros
Y yo aguardo con impaciencia la aparición de la Cruz del
Sur al este
Para hacerme paciente Venus se hace doble de grandiosa y
quíntuple de resplandor
como la luna ella deja una estela
sobre el mar
Esta noche yo he visto caer un meteorito


Notas al pie de página:

* Damaris Calderón nació en La Habana en 1967. Es graduada en Letras por la Universidad de La Habana. Obtuvo los premios El joven poeta e Ismaelillo por su libro de poemas Se adivina un país. En 1995 llega a Chile y se desempeña como editora. En 1999 recibe el "Premio de Poesía de la Revista de Libros" del diario El Mercurio, por su libro Sílabas. Ecce Homo. Ha publicado los poemarios Con el terror del equilibrista y Duras aguas del trópico. Sus últimos libros, Guijarros y Duro de roer, se publicaron en Santiago de Chile, donde actualmente reside.
1. Cfr. Cendrars, Blaise. 1944. Poésies complétes. Du monde entier. Dix-neuf poèmes élastiques. La Guerre au Luxembourg. Sonnets dénaturés. Poèmes nègres. Documentaires. Feuilles de route. Sud-américaines. Poèmes divers. Au coeur du monde. Introduction de Jacques-Henry Lévesque. Paris: Denoël, Fontenay-aux-Roses, impr. de L. Bellenand et fils.
2. Literalmente: invadido por la grasa.